Combatir la delincuencia con las armas no traerá la paz

 

El arte de la guerra es someter al enemigo sin luchar. Sunt Tzu

 

 

En las mediaciones medievales de la Castilla del siglo XIV y XV nos muestran a los enviados papales en acción, liderando un trabajo en equipo, con conocimiento y utilización apropiada de las reglas y prácticas consagradas por el uso para guiar el proceso de resolución de disputas. Poseen gran habilidad para la adaptación a los requerimientos que se susciten a lo largo de las conversaciones y la vocación para generar confianza y credibilidad en su accionar. Son capaces de pasar del rol de facilitadores de la comunicación, es decir, de la misión más acotada de llevar y traer mensajes y abrir canales de diálogo, a un compromiso más activo, con la utilización de todo su poder para llevar a las partes al acuerdo. Y si la mediación fracasa en todos o en algunos de sus puntos, siempre esgrime la opción de seguir en el ruedo de la negociación a través de un arbitraje, recurso pautado de antemano con las partes.

 

El objetivo de la ponencia es describir el rol del mediador medieval, en este caso los enviados papales, que ponen en ejecución una serie de habilidades, fundadas en una formación sólida y un compromiso con la comunidad de carácter trascendente y profano a la vez. Estas destrezas para asistir a los pueblos en la búsqueda de la concordia, son cualidades que el mediador actual debería indagar y experimentar, en la exploración de recursos para lograr mejores y más perdurables resultados. Estas rutinas que se han practicado una y otra vez, para convencer a las partes en conflicto de que existe un futuro alternativo, más favorable que seguir confrontando, deberían ser como un laboratorio de ideas que ayuden a abrir la mirada hacia viejas opciones que podrían adecuarse para actuar en un presente complejo y cambiante.

 

Más allá de los éxitos obtenidos por los mediadores medievales, que pueden ser discutibles y controvertidos, nos interesa indagar sobre las habilidades puestas en marcha y las prácticas ensayadas con perseverancia para encontrar una solución a los problemas.

 

Traigo todo esto a colación por la gran presión que vemos en el presidente Luis Abinader quien en una intervención de medios de comunicación analiza el tema de delincuencia y la violencia que impera en la república dominicana y en su postura dice lo siguiente. La violencia actualmente tiene un carácter vinculante con los pasados gobiernos y esto lo dice porque según el en los 20 meses de gestión que lleva de gobierno se han atrapado la misma cantidad de estupefacientes que los 16 año de gestión de sus opositores incluso dijo que los actos delictivos de los cuales hay varios muertos y agrega que solo uno de esos casos no es producto de la delincuencia y que situaciones como estas seguirán aconteciendo en lo adelante…

 

 

el filósofo más importante del siglo XX  Martin Heidegger en su libro ser y tiempo en el tema concepto de fenómeno, logo y fenomenología plantea el DASEIN este concepto que adopta para indicar el modo del ser propio de ser humano con la intención de repensar la tradición metafísica ontológica occidental en otras palabras más llanas lo que dice este autor es que el dasein es un ente arrojado al mundo ocupando un espacio y la cual por su carácter moral el delincuente no tendría ninguna razón para vivir ya que su concesión sería que morir o vivir es algo que no tiene ninguna validez dese el punto de visto económico y social.

 

Si hacemos una relación del presiente y su declaraciones con la postura de este filosofo entonces podríamos decir que para el actual presidente de la república dominicana un ente o ser humano vale si no cae en algún acto delictivo o criminal cosa que si lo vemos de esta manera entonces habría que hacerse varias preguntas por ejemplo acaso es el mismo tiempo el 2005 que el 2022­­ los organismos que informan al presidente le han  dicho que la población no es la misma y que además hemos crecido no solo en cantidad sino también en accesos a múltiples informaciones, acaso también el tema del tráfico o narcotráfico imperante es exclusivo de RD.

 

. Atacar la delincuencia con las armas traerá más violencia y  nunca ha tenido efectos positivos incluso la historia refiere como durante años pudimos evitar derramamiento de sangre producto del dialogo y el uso de la ley veamos lo que plantea el teólogo Santo Tomas de Aquino en la ley y dice que esta debe ser en función de la dignidad humana, la prudencia gobierna sobre la sabiduría y esta nos lleva a una vida clave, la dignidad de la persona no puede restársele simplemente por una noción del mal justificado.

 

 

La dignidad debe ser respetada a todos iguales, si queremos establecer verdaderamente un país más justo donde impere el orden el respeto y la justicia debemos acercarnos  a los planteamientos de este gran maestro y poner de manifiesto la virtud que da la prudencia y debe ser un habito ya que esto trae orden eso lo da la capacidad de la razón, si queremos rescatar la juventud y el establecer el orden la justicia el amor al prójimo debe establecerse por medio de la educacióny no  por medio de las armas a través del aparato represor del estado con toda la fuerza del orden público no queremos traer a colación los tantos caso que la historia indica que violencia no logra la paz, el orden será posible en la medida que podamos ser capaces de aunar esfuerzo para combatir este flagelo y que trae tantas calamidades a las mal vivientes familias dominicanas que no solo sufren el deterioro de ver sangres y lágrimas en sus ojos sino que ahora también tienen hambre, sufrimiento y desesperanza y si usted presidente en el ejercicio de sus funciones cuando se expresa lo hace desde la ira, el ego el odio y justifica los hechos sangrientos y sufrimientos entonces va pendiendo el respeto y la fe, eso lo hace un presidente autoritario y eso es lo que debemos abolir de nuestra historia.

 

 

 

Que un gobierno tenga una conducta totalitaria en pleno silgo 21 y encima de todo impera en la desigualdad social la desesperanza el aumento del precio de los artículos de consumo de la canasta básica, aquí estamos observando esa  mala conducta presidente no se extralimite en sus limite en sus funciones son mis humildes palabras como toda persona respónsable que quiere y ama su país y ama al prójimo como a sí mismo y que esta consiente que aunque no todo es color de rosa, pero las armas, la violencia no pueden ser justificada…

 

Si logramos ganar esta batalla evitando el derramamiento de sangre y encima de todo imaginemos que en lugar de luchar en una guerra sin tregua contra la delincuencia podamos educar un poco a muchos de los que hoy andan en esas pandillas sería un gran logro como país y es a lo que apostamos y no a desafiar a los infelices que actúan por razones obvias y que aunque sabemos que no son tan nobles también sabemos que no son los únicos dueños de ese destino que les ha tocado vivir, seguiré esperanzado de ver un gobierno que ayude más a la educación y asuma menos el papel del viejo y decaído régimen totalitario y opresor.