Daddy Yankee en RD prende en candela al Olímpico

Santo Domingo.-Unas de las frases de Daddy Yankee que realmente me impactó desde que la escuché por primera vez fue “si tú controlas las emociones, tienes un mundo grande por el frente. Este es un mundo que se rige más por las emociones que por la razón. Y si tú dejas que la razón sea lo que te controle, vas a tener mejores resultados”.

Sin embargo, anoche cuando el precursor del reggaetón se paró frente a un Estadio Olímpico Félix Sánchez de Santo Domingo a casa llena, las emociones fueron las que dominaron por completo la escena. Incluso, el mismo Yankee tuvo unos instantes en que las emociones lo paralizaron en el centro del escenario. República Dominicana lo ovacionó con tanto fervor que se quedó paralizado mientras las palabras se le quedaron atascadas como un nudo en la garganta. Pero luego tomó un respiro y finalmente habló al llegar el silencio.

“Yo me siento embajador de esta tierra aunque no haya nacido aquí. Gracias familia, los quiero mucho, quiero que lo sepan. Para mí significa mucho que en esta despedida que estoy haciendo de mi carrera, ustedes me sigan queriendo con ese amor. Quiero que sepan que es reciproco familia”, dijo visiblemente emocionado el artista que anunció su retiro de la música en marzo de 2022.

Aparte de sus palabras, solamente había que ver la expresión en sus ojos para darse cuenta lo emocionado que estaba ante el público dominicano. Tuvo razón cuando hace 33 años decidió dedicarse por completo a la música y dejar atrás las adversidades para vivir «una aventura desde el principio al fin… esto es candela”.

Y candela fue precisamente lo que se vió en el Olímpico. Toneladas de escenografía, encabezadas por tres pantallas gigantes, dos verticales y una horizontal de 3600 pies cuadrados, luces lasers. Cinco cámaras en vivo, incluyendo dos robóticas más nueve dispensadores de llamaradas al pie del escenario. Súmale veinte reflectores led circulares por lado en la tarima de tres niveles, efectos tridimensionales, pirotecnia y efectos explosivos. Todo para albergar a su cuerpo de baile, nueve músicos y dos coristas que acompañaron a la estrella boricua a lo que fue un recorrido por los más impactantes éxitos de su carrera.

Daddy Yankee, el Campeón
Desde el inicio, con un reloj en cuenta regresiva, las emociones comenzaron a elevar la temperatura. La enorme pantalla del centro del escenario mostró una aeronave en tono dorado que aterrizaba en plena tarima y de la cual se bajó vestido de dorado y lentes oscuros el “Big Boss”.

Daba la impresión de que caminaba sobre una de las alas del avión. Y como todo un “Campeón” encendió la mecha de lo que sería una velada de grandes emociones.

“Campeón”, de su álbum de despedida ‘Leggendaddy”, fue el tema que inauguró la noche. Y sin pausa alguna Yankee continuó con los éxitos “Remix” en el opening del show en el cual destacó la presencia de unas soldados gigantes de color doradas que bailaban en sincronía con la coreografia de las bailarinas. Para crear este momento, se utilizó la tecnología Full body tracking Motion Capture, que reproduce el movimiento de unas de las bailarinas para ser reflejadas en la pantalla.

La apertura continuó con “Problema” y “Rompe”, acompañados de sus 16 bailarines entre hombres y mujeres. “Estamos bien activos” fueron sus palabras luego de entonar “Machucando” con la imagen del enorme King Kong reflejada en la pantalla central. “RD, dame ruido”, expresó Daddy Yankee ante los gritos de los miles de presentes que totalmente de pie y con sus celulares en mano no querían dejar pasar ningún detalle.

Daddy Yankee en RD
Seguidamente su mega éxito “Lo que pasó, pasó” puso a cantar a los asistentes con una cámara que ponía al público en las pantallas, haciéndolos sentir parte del coro. La adrenalina comenzó a elevarse con “Rumbatón”, el tema homenaje que “samplea” el sencillo “Bailame” de Trebol Clan y que es un homenaje a estos muchachos que la rompieron hace unos años.

Esta nueva version, incluida en “Legendaddy” y que antes de grabarla nunca la había escuchado Daddy Yankee, mezcla el reggaetón con la bachata y ya es todo un suceso con 43 millones de reproducciones en YouTube a solo meses de su lanzamiento.

LE RECOMENDAMOS LEER
Yankee y el adiós al camino que arrancó con La Gasolina
Invitados digitales
Una de las cualidades de la música de Daddy Yankee es que están pensadas en el bailador. Su propuesta invita al perreo, a la sensualidad de las chicas y al derroche de movimientos de caderas. Así lo demostró cuando sonó los acordes de “Ella me levantó”, “Mayor que yo” y ‘Mami no me dejes solo” junto a las imágenes de Wisin & Yandel reflejadas en la pantalla y cantando en “playback”.

Pero el “Dúo de la Historia” no fue el único que acompañó digitalmente. También aparecieron Zion y Lennox para acompañarlo desde la pantalla con el éxito de hace unos años y que ya son clásicos del género como “Príncipe” y “Yo voy”.

Otro de los invitados digitales fue Ozuna con quien interpretó el pegajoso “Baila, Baila” y el sencillo “China”, en medio de detalles orientales reflejados en las enormes pantallas.

También hubo un espacio para que una sensual morena, que destacaba entre sus bailarinas, fuera la protagonista en la interpretación del mega éxito «Shaky Shaky», el tema que se convirtió en todo un suceso.

Luego fueron cayendo “Pasatiempo”, con Myke Towers acompañándolo digitalmente, mientras las lenguas de fuego iluminaban al pie del escenario y elevaba la temperatura de los que se encontraban en las primeras filas.

Luego de algo más de una hora de concierto, Daddy Yankee se dio una pausa vocal para darle paso a un segmento rítmico con sus bailarines en el escenario al son de las melodías de “Impacto” y de otros éxitos que pusieron a vibrar a la fanaticada.

La pausa le había servido al artista para lucir luego un nuevo vestuario de su línea de ropa que acompaña a nueva gira con el emblema de la cabra (GOAT). Luciendo totalmente de blanco, dedicó el momento “para todos mis talentos de barrio que están aquí”.

Daddy Yankee en RD
Y lo hizo antes de entonar “Somos de calle”. Con una pantalla que reflejaba un fondo oscuro y su silueta en rojo, y con su nombre y la palabra ‘Legendaddy” al pie del escenario, el puertorriqueño entonó este tema que evoca sus inicios. Sin pausa, le dio paso a la pista de trap con “Enchuletiao”, esta vez con un fondo negro e imágenes de su silueta en tonos verde y azul.

Acto seguido, regresaron los invitados digitales con Bad Bunny al frente acompañandolo solamente en “playback” para entonar juntos el tema “La Santa”. La imagen de un enorme televisor antiguo, destacó con Bad Bunny.

Daddy Yankee en RD
La imagen de Rauw Alejandro también apareció para entonar el nuevo tema que se incluye en “Leggendaddy”, “Agua”. La interpretación fue acompañada con la imagen de un oceano azul intenso. Este tema es especial para Yankee, ya que pudo cumplir su deseo de trabajar en la producción junto a Nile Rodgers, el responsable de grandes éxitos mundiales como “We are family”, “Get Lucky”, con Daft Punk y Pharrell Williams, “Like a Virgin”, con Madonna; además de haber trabajado con figuras como Michael Jackson, Notorious, Duran Duran y David Bowie, entre otros.

La vuelta a los inicios
Cuando era apenas un jovencito, Daddy Yankee conoció a DJ Playero, un talentoso productor musical del barrio que tenía su “estudio de grabación” en la sala de su casa. Utilizaba una mezcladora de sonido y ponía a sonar dos discos de vinil que servían como pista para las interpretaciones y el flow que improvisaban sus aspirantes. “Me gusta lo que que estás haciendo, cómo es tu nombre”, le dijo un día a Yankee y éste le respondió con un flow impresionante donde le dijo, entre otras rimas, que su nombre era Daddy Yankee y lo demás de esa reunión sería historia.

Parte del pasado inicial del originario de Río Piedras y criado en Villa Kennedy lo mostró en el escenario con la entonación del rapeo de “Q’ tire palante”. Un momento mágico y de nostalgia.

Otro de los temas de antaño que tocó tierra fue “Oye Mi Canto”, de N.O.R.E., este sí lo cantaron a viva voz los presentes y fue momento en que nos hizo preguntarnos qué será de la vida de las integrantes de Nina Sky, que colaboraban en este éxito mundial que le rinde homenaje al boricua, cubano, dominicano y a la cultura latina caribeña en general.

Uno de los momentos cumbres de la noche llegó cuando el Olímpico retumbó al ritmo del mega éxito mundial “Despacito”. Aunque el sonido tuvo algunos inconvenientes en la interpretación de este tema, la imagen digital de Luis Fonsi en el escenario también arrancó gritos entre los fans presentes. Un figura gigante del planeta tierra, destacó también en el escenario durante la interpretación.

Acto seguido, llegó un nuevo invitado digital, Mr. 305, el cubanoamericano Pitbull para acompañar a Yankee en la interpretación de ‘Hot”. Lo que llamó la atención fue la inclusión de la imagen de dos mariachis tocando las trompetas.

Daddy Yankee: En su casa, en familia
Daddy Yankee en RD
Luego aterrizó “Limbo”, uno de mis temas favoritos y al parecer de muchos de los presentes porque lo cantaron junto a Yankee a viva voz. Esta vez el artista hizo su último cambio de vestuario, luciendo un sueter con capucha fluorecente, el mismo que fue mostrando en sus redes sociales y que estarían a la disposición a los fans a lo largo de la gira de casi 90 presentaciones.

Pero, en la recta final, de los momentos más celebrados en el Olímpico fueron la participación junto a Yankee de Omega El Fuerte y El Alfa. El primero compartió con él en tarima el tema “Qué tengo que hacer”, mientras que el segundo se creció con “Bombon”. Para ambos, Daddy Yankee tuvo sentidas dedicatorias y reconocimientos a sus talentos, “increíbles, como todo el talento dominicano”.

Daddy Yankee en RD
Los detalles en tarima no dejaban de sorprender, entre ellos cuando apareció una enorme figura inflable de “Sikiri” el emoji de DY, el personaje principal del mega tema “Con Calma” que llegó a convirtirse en otro de sus grandes clásicos de la última década.

Con la interpretación del tema “Con calma”, sus bailarines también lucieron enormes máscaras con la misma imagen de Siriki en sus diferentes personalidades, mientras la gente le seguía el ritmo.

El cierre de esta despedida llegó con “Dura” y el mayor y primer éxito de su carrera, el que le abrió el camino al género y a la legión de exponentes de reggaetón que surgieron de la isla de Puerto Rico. El tema que en la actualidad todo el mundo tiene en la mente por el valor de su precio: “Gasolina”.

Con este tema, las emociones se elevaron a la máxima potencia. Era el final de una velada en la que dijo adiós el hombre que le dio nombre al género y que lo convirtió, con apoyo de sus colegas, en uno de los movimientos musicales más grandes de la música latina en la actualidad.