Esta semana se celebra la séptima reunión entre el Colegio Médico y CNSS

Santo Domingo.-Luego de seis rondas de debates, este miércoles 25 de enero llegará el séptimo encuentro entre directivos del Colegio Médico Dominicano (CMD) y la comisión especial del Consejo Nacional de la Seguridad Social (CNSS) que busca encontrar soluciones a las demandas de los galenos para la reforma de la Ley de Seguridad Social y mejoras en las tarifas que pagan las Administradoras de Riesgos de Salud (ARS).

Tras el “tranque” en los primeros encuentros, los galenos asumieron posiciones drásticas que han afectado a los afiliados, incluyendo la suspensión de Mapfre ARS a nivel nacional, ARS Monumental en la región Norte, Simag en el Este y Renacer en el Sur; así como la desafiliación masiva de ARS Universal, medidas que se mantienen vigentes hasta la fecha.

De igual modo, los pacientes que pertenecen a Primera ARS se vieron afectados del 11 al 17 de enero, cuando, por una semana, también les suspendieron los servicios médicos, exceptuando las emergencias.

A partir de la cuarta ronda de negociaciones, el tono aguerrido del presidente del CMD, Senén Caba, comenzó a atenuarse.

“En sentido general, hay un ambiente más proclive para avanzar”, declaró en ese entonces.

La quinta reunión sirvió para que los galenos entregaran una contrapropuesta a las medidas sugeridas por el CNSS, quienes planteaban un aumento del 12 % en internamientos y 6 % en Rayos x y laboratorios, mientras, el pedido mínimo de la Asociación Nacional de Clínicas y Hospitales Privados (Andeclip) era de un 25 %.

El CMD dice que mantiene sin variar puntos de su negociación, priorizando la ampliación del Plan Básico de Salud, acción que Caba calificó como “impostergable”.

Además, los médicos solicitan un aumento a la cobertura anual de medicamentos, pasando de 8 mil pesos a 24 mil pesos, “y establecer un mecanismo que permita a los afiliados seleccionar el de su preferencia”.

Así como el pago de las consultas domiciliarias, revisión de glosas y que la entrega de códigos a médicos habilitados sea por parte de las sociedades especializadas, supervisado por la Superintendencia de Salud y Riesgos Laborales (Sisalril).

“La contraparte tiene que entender que llegó el momento de ceder, que esta ley no fue hecha para ellos exclusivamente”, expresó Caba el pasado jueves, durante un encuentro en conjunto con Andeclip y la Asociación de Centros de Diagnósticos Independientes (Anacedi), en el cual afinaron los puntos comunes que sustentan su lucha.

“Llegó la hora de que el CNSS nos tome en cuenta como actores de principalía.

Sin nosotros no es posible sostener y mantener una salud con un mínimo de calidad y de humanismo”, agregó.

Compás de espera

Al finalizar la más reciente reunión con el CNSS, Caba declaró que la comisión solicitó un plazo de tres meses para elaborar la propuesta de lo que sería el nuevo Plan Básico de Salud, pero, a su entender, puede elaborarse en menos tiempo.

“Creemos que en dos meses se puede tener eso listo”, consideró.

El presidente de los galenos aseguró entender que “de eso es que se tratan las negociaciones, de ir acercando posiciones.

Se avanzó un poquito, no hasta donde uno quiere”.