La encuesta: la solución salomónica para los presidenciables del PRM en el 2028

por: Wenzel Musset

Mucho se critica de la encuesta cómo método de elección para candidatos, y puede que algunas de esas críticas hayan venido de parte de este servidor qué escribe estas líneas, pero soy aún más partidario de que los métodos de elección de un candidato y sobre todo presidencial, dependen mucho de la coyuntura, es decir que tanto elecciones internas, consenso entre las partes y las encuestas, son métodos idóneos dependiendo de el momento en el qué se utilicen, y partiendo de está premisa, en las próximas líneas paso a explicar porque para el PRM, el método más idoneo es la encuesta en este momento histórico.

 

Las encuestas cómo método electoral, son más factibles cuando hay una competencia más reñida hacia afuera, es decir al “overall” cómo se dice en lenguaje de encuestas politicas, porque si bien el metodo de unas elecciones internas podría verse más justo, podría cometerse el error de elegir a quién tenga una mejor estructura o simpatía partidaria, pero sería una espada de doble filo, porque no siempre la estructura partidaria, se refleja en votación hacia afuera a nivel general, no siempre el candidato con más influencia dentro de un partido, es el idóneo para una contienda electoral fuera de las fronteras de su casa política, por más condiciones a nivel personal qué tenga.

 

El PRM está sólido en un primer lugar, pero no se puede negar que con una eventual reforma fiscal. La reforma constitucional y la reconfiguración de los principales partidos de oposición, tendrán su momento más difícil de cara a las elecciones del 2028.

 

Enfocar a sus candidatos presidenciales en una lucha interna, que de una manera u otra, siempre generan fricciones ( y los hemos visto a lo largo de la historia política dominicana) más aun con una pluralidad de candidatos que podría generar una fragmentación a lo interno del partido o la posibilidad de que algunos de los candidatos pueda imponerse a base de estructura o simpatía interna, generaría una contienda esteril qué desgastaria al PRM y al final le quitaria posibilidades de lograr su objetivo, qué es continuar en el poder en el 2028.

 

Con una encuesta, desaparecería este problema, ya qué no se crearán fricciones entre los grupos, cada uno se enfocaría en su campaña personal, y escogieran a su candidato más popular hacia afuera, para librar una gran batalla en el 28 con las situaciones dificiles qué se avecinan, le sería más difícil si no es qué imposible a uno de los candidatos imponerse en estas encuestas, qué deberían usarse alrededor de 8 en igual número nacional e internacional, verificadas por la junta central electoral y la comisión ejecutiva completa del partido, de qué ninguno de los participantes sea dueño, allegado o accionista de las mismas y el candidato qué salga ganador en la mayoría de estas, y sobre todo se anula la posibilidad de qué algún liderazgo u otro dentro de esa organización política, sea un desequilibrio en la contienda, ya que todos jugarian en el mismo terreno, esto haría que a los demás candidatos no les quede de otra más qué aceptar el resultado e integrarse a la campaña, una opción qué se debería discutir con todos los participantes en el torneo electoral del PRM en el 2028.