La reelección del pueblo

 

 

Siempre se ha cuestionado en qué tanto beneficia a los ciudadanos una reelección presidencial, tomando en cuenta, el manejo de los recursos públicos, la economía del país, el flagelo de la corrupción y la gestión frente a los principales problemas que aquejan a una sociedad ávida de mejores condiciones de vida.

Es bien sabido que básicamente estamos en política, luego de lo acontecido con la recién elección de Abel Martínez Durán como candidato presidencial por el Partido de la Liberación Dominicana y la prematura predicción táctica y estratégica sobre futuras alianzas con la Fuerza del Pueblo para acorralar y evitar la reelección del muy bien valorado presidente Luis Abinader.

Es bueno recordar que el pueblo dominicano impartió cátedras en las pasadas elecciones presidenciales del 2020, cuando sacó del poder el gobierno del PLD, que a todas luces tenía concentrado gran parte de los poderes del estado y la mayoría de sus funcionarios que perdieron el contacto con el suelo, se volvieron arrogantes, prepotentes, insensibles, fantoches y fueron estas las razones del despertar de un pueblo noble y paciente como el dominicano.

El pueblo podrá olvidar el desliz de los funcionarios pasados, lo que no podrá olvidar, que hoy tenemos un Ministerio Público independiente y transparente, después de aquel día que se intentó humillar y mancillar la reputación de la honorable Miriam Germán en pleno Consejo Nacional de la Magistratura, todo frente al presidente Danilo Medina, quien no recriminó y su silencio parecía otorgar razón al entonces procurador.

El pueblo podrá olvidar aquella promesa que rezaba: “el primero que el rumor público acuse de cosas indebidas” en las instituciones públicas lo apartaría de sus funciones, y que, a pesar de las decenas y decenas de denuncias públicas,  esto nunca sucedió, pero lo que no podrá olvidar, es lo sucedido , Adán Peguero, Roberto Fulcar, Lisandro Macarrulla, Leonardo Faña, entre otros, que, siendo amigos, compañeros y abnegados colaboradores del presidente, no corriendo con la suerte del pasado.

El pueblo podrá olvidar cientos y cientos de acontecimientos corruptos (que no caben en estas líneas), de los pasados gobiernos de la oposición, lo que no podrá olvidar es como este gobierno ha enfrentado de manera ejemplar la corrupción, el tráfico de influencias administrativa, la Covid-19, las vacunas, la crisis de precios internacionales, las ayudas sociales, la tarjeta Supérate, la Ley de Tasa Cero, el subsidio a los combustibles, el huracán Fiona, el tema haitiano, el muro,  entre muchos otros más, de manera transparente, coherente, eficaz, oportuna y con un trabajo tesonero del día a día.

Usted podrá estar de acuerdo o en desacuerdo con lo dicho anteriormente, lo que juntos podemos afirmar es una cosa, la reelección presidencial no es de Luis Abinader, la reelección es del pueblo dominicano, que quiere continuar adecentándose y por el camino de un mejor país.

Ronald Rodríguez, Abogado, escritor, emprendedor, liceista, orgullosamente de Santo Domingo Este.