Licey guarda silencio por multas al equipo y suspensión Ravelo hijo

Santo Domingo.-Los Tigres del Licey guardaron silencio el viernes, luego que la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana multara a la organización y al hijo del presidente del equipo, a quien también suspendieron de toda actividad relacionada con la institución por el resto de la temporada, por el incidente del pasado miércoles en partido contra las Águilas Cibaeñas.

«El Club Atlético Licey se reserva el derecho de no emitir una opinión al respecto», respondió el equipo a solicitudes de Diario Libre, buscando una reacción por el hecho.

En un turno al bate del jugador de las Águilas, Orlando Calixte, en la bocina interna del Estadio Quisqueya Juan Marichal sonó la canción «Palito de Coco», lo cual fue recibido por jugadores del equipo cibaeño como una ofensa racista contra Calixte, que es hijo de inmigrantes haitianos.

Lidom le impuso una multa de RD$50 mil pesos a los Tigres del Licey y RD$50 mil pesos y suspensión por el resto del torneo a Ravelo. El joven es hijo del presidente Ricardo Ravelo y aunque no tiene funciones oficiales en el conjunto, él se hace llamar “la persona más importante del equipo”

“La presidencia de la Liga de Béisbol Profesional de la República Dominicana, Inc. (Lidom), en ejercicio de su competencia de atribución en materia disciplinaria, dictó su Resolución Disciplinaria No. PL-02-22-23, mediante la cual impuso sanciones por lo que consideró una conducta reprochable, premeditada, intencional, con pretensiones provocadoras y ofensivas contra el jugador Orlando Calixte, en el momento en que agotaba un turno al bate como visitante, en el juego escenificado entre Águilas Cibaeñas y Tigres del Licey en el Estadio Quisqueya Juan Marichal en fecha 9 de noviembre del año en curso”, se lee en la resolución de la liga con relación al hecho.