Rogers y Alcántara dan ventaja en la final al Licey con triunfo 1-0 ante Estrellas

Santo Domingo.-Esmil Rogers lanzó seis entradas y Sergio Alcántara disparó un doble remolcador para darle a los Tigres del Licey una victoria 1-0 ante las Estrellas Orientales con lo que toman el liderato de la serie final dos partidos por uno.

Alcántara disparó un doble por el jardín izquierdo con el que anotó Mel Rojas Jr., una carrera que fue sucia, luego de que éste se embasara por error del shortstop, Gustavo Núñez y se movió a segunda por batazo de Dairon Blanco, de pitche a primera.

Fue una blanqueada de cinco hits; los Tigres conectaron seis.

Rogers (1-0, 0.00), en una de sus mejores salidas en toda la temporada, tiró seis episodios completos, de cuatro hits, dos boletos y cuatro ponches para llevarse la victoria, en lo que resultó un duelo de pitcheo, aunque la peor parte para los verdes.

Domingo Robles (0-1, 0.00) trabajó 3.2 entradas de una carrera, la única necesaria para los azules y Jairo Asencio tuvo un relevo perfecto al dominar de manera sucesiva a Christian Bethancourt, Lewin Díaz y a Danny Santana, que entró a batear por Cristian Pache. Los dos primeros fueron retirados con batazos por el cuadro.

Oliver Ortega, Jonathan Aro y Jean Carlos Mejía, antes que Asencio desfilaron por el montículo azul para defender al única carrera del partido. Las Estrellas utilizaron a Román Méndez y el debutante mexicano Marcelo Martínez, después de Robles.

Duelo de pitcheo

Fue un interesante duelo de pitcheo en el que hubo amenazas, que fueron superadas por los lanzadores abridores y disfrutadas por los simpatizantes del juego que coparon los cerca de 15 mil asientos del Estadio Quisqueya Juan Marichal.

De todas formas Rogers resistió más

Robles abandonó primero con una labor de 3.2 entradas y cuatro hits y una carrera, que fue sucia.

Esta es la cuarta vez que estos dos equipos se enfrentan en una final.

Oportunidades perdidas

Cada equipo tuvo sus ocasiones para anotar carreras, pero quedaron en espera del batazo clave, excepto en el cuarto del Licey.

En el primero, con un out, Gustavo Núñez estuvo en segunda base, pero Jeimer Candelario fue dominado con elevado al prado izquierdo.

En el segundo, las Estrellas colocaron hombres en segunda y primera con un out, Cristian Pache y Junior Lake fueron dominados.

En el tercero, después de dos outs, pusieron corredores en segunda y primera, pero Robinson Canó falló de segunda a primera.

En el séptimo, después de retirar los dos primeros bateadores, Oliver Ortega se complicó, embasó dos corredores y Aro retiró a Núñez para cerrar el capítulo.

El Licey también tuvo sus oportunidades. En el segundo embasaron a Ramón Hernández y Mel Rojas Jr.; Robles se recuperó para dominar los siguientes tres bateadores.

En el tercero, después de un out, Emilio Bonifacio conectó doble y aprovechó un error del jardinero izquierdo para llegar a tercera. Otra vez Robles mantuvo el comando para sacar los siguientes dos outs, incluido el ponche a Jorge Alfaro para cerrar la entrada.

Todo funcionó hasta que llegó el cuarto episodio para la primera carrera del partido. Esta es la ocasión número 30 en que la final se juega en formato de siete partidos.

En la historia

Está es la cuarta ocasión que Estrellas y Tigres se enfrentan en una final, las dos últimas bajo formato de nueve partidos y con títulos para los Tigres. La primera vez fue en la campaña 1954, en el Estadio La Normal, ganada por los verdes 4-1.

Luego en 1972-73, que finalizó 5-2 y la segunda en en 1979-80, se fue 5-1.

Está es la ocasión número 18 que las Estrellas van a la final y para los Tigres su número 38.